Enfermería: una voz para liderar


La enfermería abarca la atención autónoma y en colaboración dispensada a personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades, enfermos o no, y en todas circunstancias. Comprende la promoción de la salud, la prevención de enfermedades y la atención dispensada a enfermos, discapacitados y personas en situación terminal.1

El personal de enfermería está en la línea de acción en la prestación de los servicios y desempeñan una función importante en la atención centrada en las personas y comunidades. En muchos países son líderes o actores clave en los equipos de salud multiprofesionales e interdisciplinarios. Proporcionan una amplia gama de los servicios a todos los niveles del sistema de salud.2

Los y las enfermeras enfrentan todos los días grandes responsabilidades que no percibimos de inmediato y gozan de aptitudes y habilidades que no todos tenemos: son cuidadores por naturaleza, son personas con una capacidad empática que muchos otros no tienen, el sentido de responsabilidad es grande, sincero y desinteresado.

Durante el transcurso de la pandemia por COVID-19 en nuestros países, el liderazgo del personal de enfermería ha resultado clave en el desarrollo de procesos asistenciales fundamentales para la respuesta, entre los cuales se destacan los siguientes:3

  • El fortalecimiento de la atención domiciliaria de casos leves.
  • La organización del triage en los establecimientos de salud.
  • La coordinación con las redes de servicios de atención prehospitalaria para la gestión de referencias y traslados.
  • La gestión clínica en red para la continuidad de la atención y eficiencia del uso de los recursos hospitalarios.
  • La reorganización y capacitación del personal en control de infecciones, seguridad y protección personal.
  • El apoyo a la gestión de la cadena de suministros.
  • La realización de teleconsultas para la evaluación, monitoreo, control y seguimiento de pacientes ambulatorios reduciendo las visitas innecesarias a los servicios de salud.
  • Y ahora, que empezamos a tener vacunas, participarán de manera destacada en el gran desafío de 2021 que significa la inmunización de la población de México.

Para el 2018, en México se estimó que hay 29.2 enfermeras y enfermeros por cada 10 mil habitantes.4 Hasta el 12 de abril de este año, se confirmaron 234 mil 066 casos de covid en personal del salud mexicano, de los cuales la mayoría (39.7%) corresponden a enfermeras y enfermeros; de las 3 mil 764 muertes confirmadas, el 18.6% fue personal de enfermería.5

A través de los años se han llevado a cabo diversas acciones de fortalecimiento y dignificación de las y los enfermeros, en específico por su participación en la docencia, la investigación en salud y especialización en atención médica, salud pública y asistencia social y es imperativo continuar con el reconocimiento a su capacidad, eficiencia, humanismo y compromiso con la mejora en la calidad de los servicios de salud. Este año, la Secretaría de Gobernación publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se declara el 12 de mayo de cada año, como el Día Nacional de la Enfermería y se establecen los reconocimientos que en el mismo se indican.6

Garantizar su seguridad en el ámbito laboral, junto con el resto del personal de salud, no sólo es una forma de agradecimiento, es una obligación de los gobiernos. Es necesario mejorar las condiciones de trabajo y la protección de enfermeras y enfermeros; abordar las inequidades salariales, de género y entre estratos profesionales; socializar la importancia de la enfermería de práctica avanzada y del trabajo interprofesional entre los profesionales de la salud, con los pacientes y con la comunidad; y a establecer el rol ampliado de enfermería como un pilar del modelo de atención centrado en las personas, familias y comunidades.3




Fuentes

Última actualización:
martes 11 mayo 2021 10:01:05 por Webmaster INSP