El consumo excesivo de alcohol en adolescentes


El consumo de alcohol se encuentra dentro de los diez principales factores de riesgo de muerte y discapacidad en todo el mundo. En el 2015, el consumo de alcohol provocó 44,700 muertes (6.5% del total) y 5.2% (1.5 millones) de los años de vida saludables perdidos (AVISA) en México. El grupo de edad con mayor carga atribuible a este factor fue el de 15 a 49 años.1

El consumo de alcohol en el país es alto, en particular el consumo excesivo, que se presenta no solo en la población de mayor edad, sino también en menores de edad y es en las mujeres adolescentes donde ha ocurrido un incremento en el porcentaje de consumo excesivo los últimos años.2

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018-19, el consumo en el último mes de bebidas alcohólicas entre los adolescentes de 10 a 19 años es de 29.8%, en los hombres adolescentes de 22.5% y en las mujeres adolescentes de 26.6%.3

El consumo excesivo de alcohol es definido como el consumo de cinco copas o más por ocasión en el último mes para los hombres; en el caso de las mujeres, cuatro copas o más por ocasión en el último mes. El 19% de los adolescentes mexicanos lo consumió de manera excesiva en el último mes, siendo más frecuente en los hombres (22.3%) que en las mujeres (14.7%).3

El consumo excesivo de alcohol causa diversos tipos de lesiones, accidentes, violencia, trastornos mentales y de la conducta, problemas gastrointestinales, cáncer, enfermedades cardiovasculares, trastornos inmunológicos, enfermedades óseas, trastornos reproductivos y daños congénitos. El alcohol incrementa el riesgo de estas enfermedades y cuanto mayor es el consumo, mayores son los riesgos.4

Existen beneficios para la salud si se reduce o suspende el consumo de alcohol. Parte del daño causado por el alcohol es inmediatamente reversible; todos los riesgos agudos pueden revertirse completamente si se elimina el consumo de alcohol. Los jóvenes que disminuyen su consumo al pasar a la edad adulta joven reducen los riesgos relacionados con el alcohol.5

Para prevenir y tomar conciencia sobre esta situación, el 8 de mayo de 2018, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto que establece el 15 de noviembre como el “Día Nacional contra el Uso Nocivo de Bebidas Alcohólicas”.6

El propósito es concientizar a la población sobre los efectos negativos que ocasiona el alcohol, principalmente en los adolescentes, así como el fomento de actividades cívicas, deportivas y culturales que contribuyan en la lucha contra el alcoholismo.


Redacción  CENIDSP




Fuentes

Última actualización:
viernes 13 noviembre 2020 20:59:53 por Webmaster INSP