El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud
  • Inicio
  • Avisos
  • Los impuestos en refrescos, tabaco y alcohol benefician la salud y recaudación fiscal

190510 Interna Impuestos en tabaco alcohol y bebidas azucaradas

Los impuestos pigouvianos (nombrados así por las contribuciones del economista inglés Arthur Pigou) tienen como propósito corregir “externalidades” o “fallas de mercado” que derivan del consumo de bienes que se asocian con daños a la salud como tabaco, alcohol y bebidas azucaradas. El postulado económico es que el gobierno puede intervenir con regulación para desincentivar el consumo de estos bienes cuando existe:

  1. Información incompleta (la población conoce parcialmente o desconoce los daños a la salud derivados del consumo de estos bienes),
  2. Externalidades negativas (elevados costos para el sector salud y pérdida de productividad asociados con su consumo),
  3. Bienes que son adictivos o que se asocian con problemas de autocontrol o consumo compulsivo.

El reporte “Health Taxes to Save Lives”, del Task Force on Fiscal Policy for Health (Grupo de Trabajo en Política Fiscal), presenta la evidencia mundial sobre el impacto de los impuestos a tabaco, alcohol y bebidas azucaradas en consumo, salud y recaudación fiscal. El documento ilustra en una primera sección la prevalencia del consumo de tabaco, alcohol y bebidas azucaradas a lo largo del tiempo, la carga de la enfermedad y costos asociados, con particular énfasis en la carga desproporcionada para los pobres. La segunda sección muestra la evidencia de los impuestos en consumo, asequibilidad, muertes evitadas y otros desenlaces en salud y montos de recaudación a partir de ejemplos de países que han implementado estos impuestos.

El documento incluye también una sección que desmiente o matiza los argumentos que se han vertido en contra de estas políticas fiscales por parte de los productores de estos bienes. Una recomendación del documento es acompañar las políticas fiscales de otras estrategias para reducir el consumo de tabaco, alcohol y bebidas azucaradas. “Health Taxes to Save Lives” es una herramienta de gran utilidad para países que buscan evidencia para implementar políticas fiscales como una medida de salud pública.

En México, los impuestos al tabaco, alcohol y bebidas azucaradas son relativamente bajos comparados con los que existen en otros países o con estándares internacionales. Para bebidas azucaradas, el impuesto es de $1.17 pesos por litro (cerca de un aumento de 10% en el precio). El impuesto al tabaco es de 160% (impuesto ad valorem) más un impuesto específico de $0.35 pesos por cigarro. Para el alcohol, el impuesto ad valorem depende de la concentración del alcohol: la cerveza tiene un impuesto de 26% y los fermentados y destilados entre 30 y 53%. Siguiendo las recomendaciones del reporte, México debería actualizar y aumentar los impuestos a estos bienes para obtener mayores beneficios.

Para conocer el reporte a detalle, siga el siguiente enlace: https://www.bloomberg.org/program/public-health/task-force-fiscal-policy-health/#overview

Escribir un comentario



Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2019 
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000