30 de abril, Día del Niño y la Niña


Anualmente, y desde 1924, el 30 de abril en México se conmemora el “Día del Niño y la Niña”. Esta celebración brinda un motivo para sensibilizar sobre la necesidad de defender y promover los derechos de niñas, niños y adolescentes. A escala mundial, se ha acordado instrumentar acciones encaminadas a proteger y promover sus derechos a sobrevivir, aprender, crecer, a desarrollarse y alcanzar su pleno potencial.1

Los primeros mil días de vida, desde el embarazo hasta los primeros dos años, son cruciales para el adecuado crecimiento y desarrollo de las niñas y los niños. Las niñas y los niños que no reciben una buena alimentación y cuidados podrían tener sistemas inmunes más débiles y un mayor riesgo de enfermedad, incluyendo el virus de SARS-CoV-2.2

Los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018-2019 muestran que el 28.3% de los niños menores de 6 meses recibió lactancia materna exclusiva, 42.9% de los niños menores de 12 meses consumió fórmula infantil y 29% continuó lactando hasta los dos años.3 El 34% de los niños en edad preescolar y 27.9% de los niños en edad escolar tienen al menos una deficiencia de micronutrimentos como hierro, zinc, vitamina A, vitamina B12 o vitamina D.4 La prevalencia de sobrepeso y obesidad en los escolares fue del 38.2%.4 El 85.7% de los preescolares y 90% de los escolares consumieron bebidas endulzadas semanalmente.4 Más de la mitad de los escolares consumieron botanas, dulces y postres.4

El desarrollo infantil temprano (DIT) es un proceso continuo en el que un niño/a adquiere habilidades más complejas, que comprende desde la gestación hasta los cinco años de vida. El 80.1% de los niños/as en México tiene un desarrollo infantil temprano adecuado. Los niños/as de 36 a 59 meses de hogares con mayor nivel socioeconómico y que cuentan con libros infantiles en el hogar tienen mayores posibilidades de un desarrollo infantil temprano adecuado, mientras que los que son educados con métodos de disciplina violenta tienen menores posibilidades de desarrollo.5

La exposición a Plomo (Pb) es otro problema de salud pública que afecta a la población infantil del país. Casi una quinta parte (17.4%) de los niños de 1 a 4 años en México presenta niveles de intoxicación por Pb lo cual representa cerca de 1.4 millones de niños.6

La crisis económica relacionada con la pandemia de COVID-19, representa un gran desafío que podría tener efectos profundos y duraderos en la nutrición y en el desarrollo de las niñas y los niños en México. Se requiere de la participación y contribución de todos los sectores de la sociedad. Implementar acciones para mitigar los efectos de la pandemia en la seguridad alimentaria y la nutrición las niñas y niños.2 Asegurar el monitoreo a nivel poblacional del bienestar, desarrollo y demás derechos de la infancia, que permita reforzar y reorientar la política pública para la atención de la primera infancia.5,6

Después de dos años de pandemia y de acuerdo a las condiciones de riesgo epidémico de COVID-19, festejemos con nuestros niños y niñas este 30 de abril y construyamos un futuro mejor para la infancia.




Fuentes

Última actualización:
viernes 29 abril 2022 11:42:50 por Webmaster INSP