El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud

190812 Interna Dia de la juventud

El Día Internacional de la Juventud, que se celebra cada 12 de agosto, fue establecido por las Naciones Unidas en el año 2000 para aumentar la consciencia sobre los problemas que afectan a los jóvenes en el mundo. De acuerdo con la Encuesta Intercensal 2015, del INEGI, en México el 25.7% de la población total son jóvenes de 15 a 29 años, de los cuales el 50.9% son mujeres y el 49.1%, hombres.

No obstante que la juventud pueda ser asociada con una buena salud, este grupo poblacional también está expuesto a problemas de salud. En este sentido, el sobrepeso y la obesidad en los jóvenes son de gran seriedad, ya que favorecen el desarrollo de enfermedades crónicas, como la diabetes, hipertensión arterial, dislipidemias (niveles altos de grasas en la sangre), enfermedades osteoarticulares y algunos tipos de cáncer (de mama, próstata e hígado).

De acuerdo con el libro La obesidad en México, publicado por el Instituto Nacional de Salud Pública, en los últimos 30 años la prevalencia combinada de obesidad y sobrepeso ha tenido un aumento sostenido. En el periodo de 1988 a 2016, creció de 11.1 a 39.2 por ciento en mujeres adolescentes, mientras que en el mismo tiempo para las mujeres mayores de 20 años pasó de 34.6 a 72.7 por ciento. En el caso de los hombres adolescentes, de 2006 a 2016, se mantuvo en el 33 por ciento, en tanto que en los varones mayores de 20 años no tuvo cambios significativos entre 2012 (69.4%) y 2016 (69.4%).

Por otra parte, durante la adolescencia, se inicia la práctica de algunas conductas de riesgo que pueden tener efectos negativos en la vida adulta, por ejemplo, fumar o tener relaciones sexuales sin protección, entre otros, como a continuación se muestra:

  • El uso de los cigarros electrónicos (también conocidos como e-cig o vapeadores) es cada vez más frecuente en los adolescentes de entre 12 y 17 años y los adultos jóvenes de entre 18 y 24 años (1.1 y 2.7%, respectivamente). Además, se ha reportado que los jóvenes que usan estos dispositivos tienen mayor posibilidad de probar los cigarros convencionales.
  • Según la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco, en el 2016, el 39.8% de los adolescentes de 12 a 17 años reportó que consumió alcohol alguna vez, el consumo actual de tabaco fue del 4.9% y el consumo de alguna vez de cualquier droga fue del 6.4%.
  • De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, el 23% de los adolescentes de 12 a 19 años de edad había iniciado vida sexual, la edad promedio de inicio de vida sexual fue a los 15.9 años. Además, el 14.7% los hombres y el 33.4% de las mujeres no utilizaron ningún método de anticonceptivo en la primera relación sexual.
  • El 51.9% de las adolescentes con vida sexual alguna vez ha tenido algún embarazo.
  • El 4.1% de jóvenes reportó daños a la salud a causa de la violencia interpersonal en los últimos 12 meses, el 2.7% de los adolescentes de entre 10 y 19 años de edad afirmó haber tenido intento de suicidio alguna vez en su vida.

Ante este panorama, la Organización Mundial de la Salud resalta la importancia de fomentar comportamientos saludables durante la adolescencia y adoptar medidas para proteger mejor a los jóvenes contra los riesgos sanitarios para prevenir problemas de salud en la edad adulta. En este sentido, el reporte “La salud de los adolescentes y jóvenes en la región de las Américas”, de la Organización Panamericana de la Salud, recomienda:

  • Asegurar que los programas de salud de los adolescentes y los jóvenes reciban adecuada financiación, sean multisectoriales y aborden los determinantes sociales de la salud;
  • Fomentar un sistema de salud con capacidad de respuesta para los adolescentes y aplicar intervenciones basados en la escuela, la familia, y la comunidad para proteger y promover la salud de los niños y adolescentes desde una perspectiva del curso de vida;
  • Asegurar que los enfoques están basados en datos, enfocados en los grupos en situaciones de vulnerabilidad desde una perspectiva de equidad;
  • Implementar un riguroso seguimiento y evaluación para informar la planificación estratégica y adaptaciones oportunas para mejorar la eficiencia y efectividad de los programas y servicios;
  • Desarrollar nuevas modalidades para aumentar la capacidad que producirán resultados sostenibles; y
  • Empoderamiento y participación de los adolescentes y los jóvenes como agentes de cambio.

Fuentes:

Escribir un comentario



Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2019 
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000