El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud
  • Inicio
  • Avisos
  • Modelo integral para mejorar los servicios de salud materna y perinatal

171201 interna modelo mejora salud materna perinatal

“Las tasas de mortalidad perinatal están subestimadas debido a que los eventos de muerte no son registrados de forma correcta por medio del proceso oficial, y los recién nacidos son transferidos a otros hospitales o son reingresados sin recibir seguimiento alguno”, señaló el Dr. Pedro J. Saturno Hernández, director adjunto del Centro de Investigación en Evaluación y Encuestas (CIEE) del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), durante su participación en el Seminario "Calidad de los servicios de salud materno-infantil", realizado el 29 de noviembre de este año, en el Auditorio “Guillermo Soberón” del INSP Cuernavaca.

Al presentar algunos de los resultados de la primera etapa del proyecto denominado “Diseño, implementación y evaluación de un modelo integral para mejorar los servicios de salud materna y perinatal” que lleva a cabo el INSP y el cual está diseñado para realizarse en el transcurso de cuatro años, el Dr. Saturno agradeció a las secretarías de salud de Chiapas y Puebla—estados en donde se ha implementado el proyecto— por su colaboración.

De acuerdo con el director del CIEE, el análisis del proceso de atención del parto realizado en unidades clínicas, como parte del proyecto, permitió observar la existencia de prácticas clínicas no basadas en evidencia como son la maniobra de Kristeller, episiotomías y enemas, así como la utilización inadecuada de los niveles de atención, demoras en los tiempos de atención, fallas en la detección, pérdida de oportunidad en la monitorización de madres e hijos y ocurrencia de muertes fetales intrahospitalarias evitables.

Por ello, es imperativo priorizar el cuidado de los niños recién nacidos de más de 2.5 kg al nacer, así como mejorar la atención a la mujer desde la etapa preconcepcional, ya que existe un elevado número de abortos y muertes fetales, advirtió.

La evaluación del proceso de atención de una cohorte prospectiva de mujeres atendidas por evento obstétrico (uno de los componentes del proyecto) encontró deficiencias importantes en el registro de muertes perinatales relacionadas con la mala clasificación de los abortos y con los niños transferidos o reingresados a otras unidades de atención.

Las actividades desarrolladas durante la primer etapa del proyecto consistieron en el análisis de la mortalidad perinatal con datos del subsistema automatizado de egresos hospitalarios con la metodología “Maternal Infant Matrix/storyboard methodology”; en la indagación del proceso de registro de abortos y muertes fetales tanto en unidades médicas como en visitas domiciliarias (sobre todo en el caso de Chiapas); en el análisis del proceso de atención del parto en unidades médicas mediante la herramienta denominada patient outcome assesment, así como en la evaluación de la estructura y funcionamiento del sistema. “La herramienta da una idea muy clara de lo que ocurre, muy por encima de los indicadores normales que se puedan utilizar”, destacó el Dr. Saturno.

La observación realizada durante tres semanas dentro de cada uno de los hospitales de intervención comprendió cada una de las fases de la atención: desde la admisión, normal o por urgencias, hasta el seguimiento de madre e hijo fuera del hospital; pasando por la atención en sala de labor, que puede derivar en parto vaginal o cesárea; atención posparto o posoperatoria, atención al recién nacido y atención al recién nacido y madre en el área de hospitalización.

La herramienta, además, permite obtener información importante acerca de las demoras que se dan en los tiempos de atención, así como del cumplimiento de la monitorización de signos vitales durante la atención del parto por nivel de atención. Así, por ejemplo, en uno de los hospitales de intervención se pudo observar que el tiempo de admisión a veces llega a 24 horas, y en urgencias a 12 horas. El tiempo en las salas de labor de parto y parto también es muy variable, lo cual muestra con claridad que el proceso no es predecible, lo que resulta en la exigencia del diseño del proceso y de la aplicación de una herramienta como es la vía clínica o integrated care pathway, como le llaman en el mundo anglosajón, que permita estandarizar y mejorar los procesos.

Respecto a la monitorización de los signos vitales se observaron valores de cumplimiento inferiores al 50 % en todos los servicios. De igual forma, en uno de los estados donde se lleva a cabo la implementación del proyecto, se pudieron observar 444 eventos obstétricos, de los cuales 415 (93.5 %) concluyeron en partos; 29 (6.5 %), en abortos. En tres semanas de observación acaecieron seis muertes fetales (dos muertos por semana), y de estos, cinco fueron muertos intrahospitalarios, intraparto, lo cual demuestra, a decir del director adjunto del CIEE, que “la calidad de la atención durante el proceso del parto es altamente mejorable”.

Comentarios   

0 # María Arteaga 04-12-2017 14:37
Me gustaría tener más información de este estudio, en especial desde el enfoque de las instalaciones médicas: ¿se conto con médicos especialistas en todos las jornadas laborales, cuál fue la proporción de # de médicos:# de pacientes y # de enfermeras:# de pacientes (se cumplen indicadores de la OCDE), que proporción de las atenciones obstétricas fue atendida por los médicos becarios (internos, pasantes y residentes)?
¿Dónde puedo tener acceso al informe completo? Me sería de gran utilidad.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario



Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000