28 de julio, Día Mundial contra la Hepatitis


La hepatitis es una inflamación del hígado que puede causar una serie de problemas de salud y puede ser mortal. Diversos factores pueden causar una inflamación del hígado, entre ellos, los virus de las hepatitis: A, B, C, D, y E.1

Las hepatitis virales constituyen un problema de salud pública, dada la elevada carga de enfermedad y mortalidad que tienen a nivel mundial: 1.1 millón de defunciones estimadas cada año. Por otro lado, se calcula que el 57% de los casos de cirrosis hepática y el 78% de los casos de cáncer primario de hígado son debidos a infecciones por los virus de la hepatitis B o C.2

En México; la cirrosis hepática es la cuarta causa de muerte y una de las principales causas de discapacidad. La infección por Hepatitis C (VHC) es un contribuyente importante a la cirrosis y otras enfermedades hepáticas. En 2018, la prevalencia de anticuerpos séricos contra el VHC en la población adulta mexicana de 20 años y más edad fue de 0.38%.3

La mayoría de las personas no son conscientes de su infección por hepatitis, hasta que más tarde desarrollan una enfermedad hepática grave o un cáncer. Sólo el 10% de las personas con infección crónica por el virus de la hepatitis B son diagnosticadas, y el 22% de ellas reciben tratamiento. En el caso de la infección por el virus de la hepatitis C, se diagnostica al 21% de las personas y el 62% de las diagnosticadas reciben tratamiento curativo.4

Las acciones preventivas son elementales para la eliminación de este problema de salud pública, tanto las medidas higiénico-dietéticas para la prevención de hepatitis A, como la vacunación infantil contra la hepatitis B. Por esto es esencial continuar con su reforzamiento y promoción. A la vez, es indispensable detectar los casos, para que reciban un tratamiento oportuno y disminuir el riesgo de complicaciones y muerte.2

Recientemente se ha notificado casos de hepatitis aguda de origen desconocido, se investigan varias hipótesis sobre los factores de riesgo incluyendo toxicológicos, medicamentosos, alimenticios, inmunológicos, ambientales e infecciosos.5

Con respecto a la hepatitis aguda de etiología desconocida, hasta el 16 de junio de 2022, se notificaron al menos 869 casos probables en niños sanos menores de 16 años en 33 países del mundo. De ellos, 368 fueron en siete países de las Américas, la gran mayoría (290), en Estados Unidos.5 En México, hasta el 18 de mayo de 2022 se habían registrado 10 casos probables de hepatitis aguda grave de causa desconocida: Ciudad de México (5), Nuevo León (2), Tamaulipas (1), Michoacán (1) y Puebla (1).6

Recomendaciones para la población para prevenir las hepatitis virales:6

    ØLavado de manos de forma frecuente, con agua y jabón o solución alcohol gel.

    ØLavar las manos con agua y jabón antes y después de preparar alimentos y después de ir al baño o cambiar un pañal.

    ØCubrir boca y nariz al estornudar o toser, de preferencia usar un pañuelo de papel y tirarlo a la basura.

    ØEvitar compartir alimentos, bebidas, cubiertos y platos.

    ØLimpiar y desinfectar frecuentemente juguetes y objetos que puedan ser llevados a la boca por los menores, así como superficies de uso común.

    ØLimpiar y desinfectar los espacios en los que se haya encontrado una persona enferma y evitar el contacto cercano con la misma.

    ØAsegurar que el agua de consumo sea potable.

    ØGarantizar el manejo higiénico de alimentos.

El 28 de julio de cada año se celebra el Día Mundial contra la Hepatitis como una oportunidad para intensificar la lucha internacional contra la hepatitis, alentar la actuación y la participación de personas, asociados y público, y hacer hincapié en la necesidad de una mayor respuesta mundial.1




Fuentes

Última actualización:
martes 26 julio 2022 17:12:32 por Webmaster INSP