El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud
  • Inicio
  • Avisos
  • Activa participación del Dr. Juan Rivera en el INCan

190730 Interna Presentaciones en el INCAN

En las últimas semanas, el Dr. Juan Rivera Dommarco, director general del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), tuvo una activa participación en el Instituto Nacional de Cancerología (INCan), al ser invitado como ponente a un foro y una sesión general, en los que trató temas relacionados con problemas de la nutrición, el medio ambiente y enfermedades crónicas, como la diabetes y cáncer.

Primero, el pasado miércoles 17 de julio, acudió al foro “Dieta e impacto ambiental”, en el INCan, en el que el Dr. José Sarukhán, investigador emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México y coordinador nacional de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), fungió como comentarista.

“La alimentación es el pilar fundamental de la salud y nuestro sistema alimentario actual provee sustento a 7,700 millones de personas en el mundo”, comentó el Dr. Rivera; sin embargo, a pesar de que la producción de alimentos ha aumentado y ha contribuido a la reducción de la pobreza extrema, hambre y desnutrición, estos problemas aún no han sido erradicados. Por otro lado, el consumo de las dietas actuales “no saludables” han llevado a la obesidad y enfermedades crónicas no transmisibles.

¿Cuál es la relación que hay entre lo que comemos y el daño que producimos al ambiente?, fue una de las interrogantes planteadas en el foro. Los humanos hemos creado el sistema alimentario que a pesar de dar sustento a una población muy grande, ha sido la causa principal de la pandemia de obesidad y enfermedades crónicas, pero a su vez está contribuyendo a la degradación de nuestro planeta mediante varias vías. La agricultura, mencionó el Dr. Rivera, ocupa cerca del 40% de la tierra, es responsable del 29% de la emisión de gases de efecto invernadero, está utilizando el 70% del agua limpia del planeta y la conversión de tierra para la agricultura está propiciando la extinción masiva de especies.

Adoptar una “dieta saludable o planetaria”, basada principalmente en vegetales (verduras, frutas, cereales de grano entero, leguminosas y oleaginosas) y con cantidades moderadas de lácteos, carnes blancas, pescado y huevo, cantidades pequeñas de carnes rojas y con muy bajas cantidades de azúcares, harinas refinadas y carnes procesadas, ayudará a proteger la salud humana y la del planeta. Si además reducimos el desperdicio y la pérdida de alimentos, causantes del deterioro ambiental, estaremos reduciendo la degradación del ambiente.

Asimismo, mostró el panorama de la alimentación actual de la población mexicana en comparación a la dieta planetaria y explicó que la población indígena es la que más se acerca a las recomendaciones de consumo de carnes rojas y procesadas, cereales de grano entero y leguminosas de la dieta planetaria, aunque consume cantidades muy bajas de frutas y verduras, lácteos y cantidades muy elevadas de azúcares añadidos (bebidas azucaradas).

El Dr. Sarukhán, experto en el área de ecología, cerró el foro comentando sobre la importancia de adoptar dietas sostenibles que nos ayuden a revertir los daños que ha causado la alimentación del siglo XXI al planeta. Mencionó la riqueza y la gran diversidad de alimentos característicos de la alimentación tradicional mexicana, así como los beneficios a la salud y al ambiente, considerándola como una excelente alternativa para adoptar en nuestra población.

En otro acto, el director general del INSP fue invitado el pasado miércoles 24 de julio como ponente de la sesión general con el tema “Dieta, obesidad y cáncer”. “El cáncer es una de las principales causas de muerte en el mundo y el número de casos está en aumento; sin embargo, entre 30 y 50% de todos los casos de cáncer pueden ser prevenidos. La dieta sana, incluyendo el consumo bajo o nulo de alcohol, la actividad física, el mantenimiento del peso corporal saludable y evitar el uso del tabaco son los factores más importantes en la prevención de cáncer” mencionó el Dr. Rivera durante la sesión del pasado 24 de julio del presente año.

La dieta está ligada a la prevención y desarrollo de muchas enfermedades, por ello el World Cancer Research Fund (WCRF) ha trabajado para emitir una serie de recomendaciones basadas en evidencia, con el fin de prevenir el mayor número de casos de cáncer en toda la población.

El punto de partida es la evidencia epidemiológica, basada principalmente en estudios de cohorte, de casos y controles y de ensayos clínicos aleatorizados. Una metodología central es la revisión sistemática de literatura publicada, estudios que pueden ser analizados en forma de meta-análisis. Además, la evidencia experimental en humanos, animales vivos y estudios in vitro son de utilidad para el estudio de mecanismos de las relaciones entre las variables de exposición señaladas y cáncer. Esta evidencia en su conjunto es analizada por un panel de expertos con el fin de categorizar objetivamente la probabilidad de que una exposición, ya sea dietética, nutricional o de actividad física, está relacionada causalmente con el riesgo de cáncer”, detalló el Dr. Rivera.

Las recomendaciones están basadas en niveles posibles de conclusión: convincente causal, probablemente causal, evidencia limitada pero sugestiva, evidencia limitada sin conclusión de una relación causal, así como un improbable efecto sustancial sobre el riesgo. Por ejemplo, para el caso de la obesidad, respaldado con evidencia sólida y convincente, la grasa corporal en el adulto incrementa el riesgo de desarrollar cáncer en sitios como páncreas, hígado, endometrio y riñón; mientras que la ganancia de peso en el adulto incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Por otro lado, existe evidencia sólida de que el consumo de granos enteros y alimentos que contienen fibra dietética disminuyen el riesgo de padecer cáncer de colon y recto mientras que el consumo de carnes rojas, carnes procesadas y bebidas alcohólicas incrementan el riesgo.

Para concluir la sesión, el Dr. Rivera Dommarco presentó las recomendaciones para la prevención del cáncer, mencionando que, aunque cada recomendación de forma individual ofrece beneficios de protección contra el cáncer, la mayoría de los beneficios se obtendrán al tratar las diez recomendaciones como un patrón integrado de comportamientos relacionados con la dieta, la actividad física y otros factores que pueden ser considerados como una forma de vida.

Escribir un comentario



Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2019 
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000