El Instituto Nacional de Salud Pública...... es referencia obligada para diseñar y evaluar políticas públicas en salud

180918 ganadores cumbre berlin

En días recientes, el trabajo denominado Determinants of under-5 mortality reduction in Central America: a secondary analysis from the GBD Study data, de los investigadores Franz Castro, de la Charité Universitätsmedizin de Berlín, Alemania; Eduardo Ortiz Panozo, del Centro de Investigación en Salud Poblacional (CISP) del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), e Ilais Moreno Velásquez, del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud de Panamá, fue elegido como uno de los 10 trabajos ganadores para participar en la Cumbre Mundial de la Salud: Nuevas Voces en Salud Global (World Health Summit 2018: New Voices in Global Health), evento que se llevará a cabo en octubre del presente año, en la ciudad de Berlín, Alemania.

La iniciativa New Voices in Global Health tiene como objetivos fortalecer la investigación y apoyar a jóvenes académicos de todo el mundo; impulsar la red global de la Cumbre Mundial de la Salud para encontrar y apoyar a los futuros líderes en salud, y establecer la agenda de salud del mañana, con la inclusión de estos.

El trabajo galardonado fue seleccionado de entre 99 solicitudes provenientes de 40 países.

Con este tipo de colaboraciones, el INSP da cumplimiento a su visión de ser el centro de investigación y docencia de referencia en México, con alto impacto en América Latina, líder en la generación de conocimiento para la salud.

¡Enhorabuena a los investigadores participantes!

En los últimos 26 años, los nacimientos en niñas y adolescentes de 10 a 14 años han crecido, así lo demuestra el Consejo Nacional de Población (Conapo) mediante el análisis de las estadísticas del registro de nacimientos de 1990-2016.

En 1991, se estimaron 6 mil 86 nacimientos en mujeres menores de 15 años y en el 2016, 11 mil 808 casos. Durante este lapso, el aumento observado fue gradual y sostenido.

Los grupos de edad que concentran los nacimientos son los de 13 a 14 años, mientras que van a la baja los casos de mujeres de 12 años o menos que dan a luz.

La tasa de fecundidad también muestra un aumento en las adolescentes de 12 a 14 años, edades con mayor riesgo de embarazo, al pasar de 2.59, por cada mil nacimientos, en 1990 a 3.55 en el 2016.

Igualmente se detectó un alza en la mayoría de los estados de la república mexicana, durante el mismo tiempo. De las 32 entidades federativas, Guerrero, Chiapas, Coahuila y Baja California Sur registraron las tasas más altas de fecundidad en el 2016.

Por otra parte, sobresalen las zonas rurales frente a las urbanas; en las primeras, se registran 2.25 nacimientos por cada mil niñas y adolescentes, mientras que en las segundas es de 1.96.

Otra característica es que el 10 por ciento de las mujeres de 10 a 14 años que ya han sido madres presentan rezago escolar, pues no terminaron la primaria.

Del total de mujeres menores de 15 años con al menos un hijo en 2016, el 89 por ciento no trabaja. De este grupo, casi el 90 por ciento se dedica a los quehaceres del hogar y solo el 12 por ciento sigue estudiando después de dar a luz, contrario a lo que sucede con sus parejas.

En este sentido, los hombres con quienes las mujeres de estas edades procrean son mayores que ellas, principalmente tienen entre 15 y 19 años, pero pueden llegar a doblarles la edad, pues hay casos en los que tienen 30 años. La mayoría de ellos trabaja y del 5.4 por ciento de los que no laboran, la mitad continúa con sus estudios.

Fuente: “Resumen Ejecutivo. Fecundidad en niñas y adolescentes de 10 a 14 años”, Conapo.

Para poder visualizar la información es necesario tener instalado Adobe Reader

180914 participacion escolar denguev2

Entre las enfermedades virales transmitidas por mosquitos, el Dengue es endémico en México y la mayoría de los países de América Latina y el Caribe. Recientemente, los brotes epidémicos de Chikungunya y Zika mostraron la alta vulnerabilidad de estos mismos países a la introducción de nuevos virus. Los tres virus tienen en común el ser trasmitidos a los humanos por el piquete de mosquitos Aedes y su transmisión, diseminación y el establecimiento requiere del estrecho contacto de los mosquitos vectores y las poblaciones humanas susceptibles.

Este contacto estrecho es favorecido por condiciones ambientales para que los mosquitos tengan acceso a las personas para alimentarse de su sangre como el domicilio y escuelas, mercados, panteones y sitios de trabajo. La abundancia de mosquitos depende de que estos encuentren recipientes con agua para depositar sus huevos y el desarrollo de sus larvas. Estas condiciones son propiciadas por los humanos en las casas y los patios, jardines y sus alrededores, en donde los humanos acumulan recipientes que colectan agua.

Es claro que las causas primarias del problema tienen un origen multifactorial y que su atención requiere de la participación de diferentes niveles de varios sectores gubernamentales en acciones conjuntas con las comunidades endémicas. Pero a pesar de múltiples iniciativas para reclutar la participación de estas comunidades, esta es insuficiente por la falta de compromiso y responsabilidad de las comunidades para promover acciones individuales y públicas para el cuidado de sus salud y bienestar.

Las comunidades se comprometen (empoderan) mejor en acciones de salud pública cuando están bien informadas. El manual “Participación escolar en la prevención y control de las enfermedades transmitidas por Aedes spp. Dengue, Zika y Chikungunya”, se originó como parte del desarrollo de una estrategia para la inducción de la participación municipal y comunitaria en la prevención y control del Dengue con enfoque ecosistémico, en un proyecto llevado a cabo en la sub-cuenca del río Apatlaco de Morelos, México (Conacyt-234179:2015-2017). En este proyecto se investigaron los determinantes de la participación comunitaria mediante la vinculación y cooperación transdisciplinaria e intersectorial, en particular con el Instituto de Educación Básica de Morelos (IEBEM) y el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

Entre las estrategias para lograr comunidades informadas, la educación formal en las escuelas se consideró un componente estructural indispensable, para el cual son necesarios instrumentos pedagógicos adecuados a las circunstancias sociales, culturales y ambientales locales para el entrenamiento de los docentes y los alumnos, con la convicción que los conocimientos adquiridos permearán a sus familiares y con ello a la comunidad.

Este manual, presenta los elementos para una enseñanza estructurada de los principales componentes que determinan la transmisión de virus por mosquitos. Su diseño y contenido son afines a la estructura curricular y soporte para la práctica profesional docente en el aprendizaje del estudiante del quinto y sexto grado de educación básica nacional.



Descargar manual




Políticas de Privacidad | Comentarios sobre este Sitio Web
INSTITUTO NACIONAL DE SALUD PÚBLICA, MÉXICO - DERECHOS RESERVADOS © 2017
Universidad No. 655 Colonia Santa María Ahuacatitlán, Cerrada Los Pinos y Caminera C.P. 62100, Cuernavaca, Morelos. México   Tel. (777) 329 3000